Archivos Mensuales: octubre 2015

EL FLUIR DE LA ENERGIA

Veleidades

EL FLUIR DE LA ENERGIA

Normalmente se suele entender por sanación la recuperación del equilibrio energético. Al recuperar el cuerpo sus coordenadas vitales, la persona vuelve a estar centrada en su esencia. Cada acción terapéutica debe ser un proceso que nos ha de llevar a la transformación.

A veces sucede que el enfermo adulto no entiende su trauma, por lo tanto el objetivo de la sanación, debe ser elevar el canal de energía, para que las emociones y las sensaciones vuelvan a estar vivas. El cuerpo humano funciona como una unidad, y si eso es cierto, es casi imposible circunscribir los síntomas de la enfermedad a una sola zona de manifestación.

La inteligencia curativa del cuerpo, tiene capacidad para crear salud dentro de uno, pero también existe la tendencia a mirar fuera de nosotros, con el propósito de buscar una solución para los problemas que nos afectan.

Hay médicos que tras preguntar observar y palpar, elaboran un diagnostico y tratamiento que consiste en regular la energía, y aplican una terapia cuya finalidad es hacer fluir correctamente la energía de nuevo.

En la antigüedad algunos médicos decían que el hombre enfermaba cuando este perdía el sentido de su vida, y se desvinculaba de los ciclos que rigen la naturaleza, según esta medicina, la enfermedad se mueve en los campos energéticos sutiles y etéreos del individuo, antes de concretizarse y aposentarse en el cuerpo físico.

Existe una filosofía que dice; La paciencia, la constancia, el esfuerzo y el compromiso, cuando se unen al deseo de ponerse bien, o de recuperar la salud, viene a ser un trabajo de dos, el uno porque tiene la voluntad de curarse, y el otro, porque con su saber ayuda a despertar al otro, siendo este un proceso que permitiría recuperar la salud.

Es normal el hecho, de que en la medicina convencional no se cree un espacio para el amor, ya que por principio esto normalmente está prohibido, pero todavía existen médicos que utilizan la sugerencia de la palabra para aumentar las posibilidades de curación, pero también están los que creen en la práctica cuerpo-mente, y lo que proponen en su línea de trabajo es dar poder a la creencia, de que un determinado ritual es importante en el proceso de curación.

El tratamiento más importante que cualquier medico puede dar a su paciente, es esperar a que se cure, pero también existe la posibilidad, y la capacidad de enviar mensajes curativos a través de la oración, invocación o tacto, pero estos métodos normalmente para que sean eficaces, suelen tener un cierto tipo de intención lo que de alguna manera, les permitiría poder influir en el suceso.

© David de la Iglesia