Archivos Mensuales: diciembre 2015

AMBIENTE SANO; VIDA SANA

na_Cala_020_Cala

AMBIENTE SANO; VIDA SANA

El agua es un derecho de vida, ya que sin ella no se podría vivir, y además es evidente, por pura lógica y fundamento que esta debe ser accesible a todo el mundo, y por supuesto, sería un acto contrario a la vida, el contaminarla sea por el motivo que sea.

Se acaba un año marcado por grandes conflictos a nivel mundial, como ha sucedido tantas veces a lo largo de la historia, pareciera que los sucesos trágicos fueran algo que forma parte de lo cotidiano y ya acostumbrados a verlos tantas veces, son algo así como un Run, run, monótono, que mediante todo tipo de soportes, se vuelven de nuevo a contemplar, aun a veces sin uno desearlo, entonces como es posible que algo antinatural se pueda llegar a ver como noticia importante una y otra vez, “Eso no es así” por lo menos desde mi punto de vista. Es increíble que todavía a día de hoy, se pueda actuar alegremente sin pensar, que lo que se hace tiene siempre consecuencias en mayor o menor grado.

Ya podrán hablar, sobreactuar sobre lo que quieran y estimen los “Gurús y santones del sistema”, que por ende se alimentan de un falso poder, se suele decir que la mentira tiene las patas cortas, pero es evidente que destruir, contaminar o intoxicar, va en contra de todos los que amamos la vida, aquí en este territorio lo evidente es la vida, y la vida es lo único que tenemos, además todos los humanos la compartimos con todas las especies vivientes.

Se inicia un nuevo ciclo, yo desde mi interior solo puedo pedir y abogar por un mundo donde haya equilibrio y armonía, pero también me estoy empezando a dar cuenta, de la urgencia y necesidad sanar el planeta, ya que si contaminamos nos contaminamos “Todos” Y que te voy a contar que tu no sepas tío Perales; Pues si contaminación equivale a enfermedad. Yo creo mi amigo, que contra eso no hay vacuna posible, nos lo cuenten como nos lo cuenten, da igual quien lo diga, pues yo sé, que agua contaminada tarde o tempano mata.

El agua es un derecho de vida, sin agua no hay vida, si está contaminada es evidente que enfermamos, y a la vez también enferman y mueren otras especies vivientes.

 

UN DESEO: En 2016, Que navegue y cante la alegría, y un generoso saludo de bienvenida al viajero que viene por la senda del norte.

LA INTENCIÓN DEL SANADOR

PONGALE CHISPA

LA INTENCIÓN DEL SANADOR

Muchos procesos corporales básicos, comida, digestión, sueño, función sexual, están generados por leyes físicas; ¿Pero como sabemos que sabemos, porque enfermamos, mi cuerpo va poder curarse milagrosamente? No es fácil describir plenamente los principios que gobiernan la vida.

En nuestro aspecto fundamental, somos más que una reacción química, los seres humanos y los seres vivos, somos son una configuración energética conectada con todas las demás cosas del mundo. Nuestro campo de energía es el motor central de nuestro ser, y de nuestra conciencia, y existen bastantes indicios de que esta fuerza central organizadora, determine finalmente si estamos sanos o enfermos, siendo casi seguro, de que esta es la fuerza, con la que debemos contar para curarnos.

La enfermedad esencialmente tiene una única causa, que se puede describir desde distintas ópticas; La enfermedad es un estado donde la comunicación se rompe. La enfermedad sucede cuando nuestras ondas no están en armonía o sintonía. La enfermedad ocurre cuando se produce un bloqueo de energía en cualquier punto de nuestro recorrido energético, también pudiera suceder que la enfermedad fuera aislamiento de uno mismo, de la propia comunidad, o una falta de conexión con el campo universal.

Hay quien afirma que la intención humana, podría ser usada como una fuerza curativa extraordinariamente potente, además nuestra capacidad de esperar lo mejor, puede afectar a la curación de otros seres. Todos tenemos el poder de curarnos a nosotros mismos, y a nuestros seres queridos. Si la enfermedad se ha desarrollado, tú has de poder deshacerla. La intención cura por sí misma, la intención del sanador, es tan importante como su propia medicina.

Hemos estado y siempre estaremos en el centro de las cosas. Pero hasta donde llega la intención humana. Si la intención crea salud, y mejora el orden de otra persona, entonces también podríamos pensar que curar es facilitar información para devolver estabilidad al sistema. Existen estudios que sugieren que la curación intencional está al alcance de la persona común, y todo esto nos indica que nosotros tenemos la capacidad de extender nuestra coherencia, hacia nosotros mismos y hacia nuestro entorno, pues en la esencia misma de la creatividad humana, esta es su capacidad para crear, para organizar e incluso para sanar.

Nosotros tenemos la capacidad de extender nuestra coherencia, hacia nuestro entorno, cuanto mayor sea la coherencia del sanador, y su capacidad de organizar su propia energía, mayor será el poder que tendrá para transferirla a un paciente menos organizado. Existen amplias referencias que hablan de una memoria colectiva o de un espíritu sanador, que puede ser convocada como fuerza medicinal.

Ciertos sanadores o curanderos, suelen tener una experiencia o talento natural , para entrar en contacto con el campo universal, al cual piden ayuda para producir una curación, en este sentido hay sanadores que tienen un protocolo bien definido, e inician sus prácticas con algunos ejercicios de relajación, para después establecer contacto con una entidad superior, pudiendo utilizar en sus practicas la visualización o afirmación de que el paciente está en perfecta salud, dando gracias a la fuente curativa, ya fuera Dios, u otra entidad o poder supremo.

Buena parte de la imaginería terapéutica utilizada por el sanador, tiene que ver con relajarse y soltarse, con el objetivo de que el paciente se aquiete, para después poder dirigir la atención hacia dentro, dejando entrar la luz y el amor, con la intención de producir una curación, es como si en cierto sentido los sanadores hubieran abierto una puerta, para dejar entrar algo mayor que ellos mismos, teniendo estos la capacidad de ordenar las fluctuaciones del campo universal, y el poder de usarlas, para establecer un mayor nivel de orden en otra persona. Cuando el curandero tiene este tipo de capacidad, puede actuar como un canal de curación, realineando la estructura de otra persona.

La energía no tiene tiempo ni espacio, si no que existe en un vaso continuum de carga fluctuante, en cierto sentido nosotros somos el espacio y el tiempo, nosotros somos paquetes de energía intercambiando información constantemente, con un mar de energía inextinguible, y mediante el acto de observación o intención somos capaces de extender una especie de superradiación hacia el mundo, pudiendo influir en los procesos vivos.

El cuerpo sigue los biorritmos del mundo, además de los propios. Nosotros no somos simples accidentes de la naturaleza, y no estamos en la periferia del universo mirando desde fuera, es bueno tener una visión potencial de la vida, de ideas que implican control y orden, debemos asumir nuestro justo lugar, ya que nosotros resonamos con el mundo, ya que cada uno de nosotros posee la capacidad, y juntos tenemos el gran poder colectivo, de mejorar enormemente nuestra suerte en la vida. En todos los sentidos, tenemos nuestra vida en nuestras propias manos.

© David de la Iglesia F.

JIMENA

Algo excitante

JIMENA

Lamento lo solo que estoy y es por eso, que cuando las luces parpadean en la ciudad me emborracho. Ya se ha puesto el sol, pero se me hace difícil conciliar el sueño. Bajo la luna las lagrimas de amor ya asoman a los ojos, hoy bebo bajo la luna y disfruto cantándole al viento, la luna no puede beber pero a mí me da igual, yo hoy quisiera brindar por mi querida Jimena, pero ahora es que brindo por lo celestial, que ya mañana será otro día.

La conocí en un pueblo, que tiempo aquel, Jimena era joven, triste y pensativa, sonaba la flauta y me endulzaba su canción, yo siempre la he respetado, pero un buen día ella se hizo poesía, yo la quería. Aquella noche parecía una diosa, su blanca falda de seda, su bolso y su perfume. Ahora la cosa es brindar por algo, yo brindo por lo que venga.

¡Que recuerdos! Nos conocimos cuando el abuelito aun no tenia barba, en aquella época todos éramos estudiantes. A mí me atraía su cuerpo, apasionado candil, cántaro de luna, su luz y su simpatía, la sensibilidad manifiesta. En verdad os digo que nos conocíamos desde que nos orinábamos en la cama, yo le decía a ella, esto es para ti, y ella me respondía, ¡Oh, Que idea!, pues si es mío dámelo y ambos ganaremos en satisfacción, ¡Oh, qué lindo! Mi amor, tú ven tranquilo que yo te llevo por el buen camino. ¡Que atracción! ¡Memorable! A veces yo le decía tímidamente, lo tengo de verdad, entonces si es así, deja que yo lo toque y que lo abrace, después así de fácil será, pues yo te lo guio derecho. …

Jimena le ponía a uno los pelos de punta, yo que fui león entre leones, ahora me entran recuerdos, y no sé si la volveré a ver, pero aun me aun me quedan algunas fuerzas y no pierdo la esperanza, ahora bajo esta luna esplendorosa, como en mis mejores momentos, vuelvo a brindar, mientras leo sus poderosas cartas de amor.

©David de la Iglesia F.

SENTIMOS Y NOS EMOCIONAMOS

Peña_0117

SENTIMOS Y NOS EMOCIONAMOS

A través del cuerpo el gesto y la voz se pueden expresar algunos sentimientos como; Tristeza, alegría, preocupación, miedo, ansiedad, o satisfacción entre otros. Nuestra parte sensitiva tiene un comportamiento psíquico y otro físico, que solemos experimentar como algo que ocurre en lo personal y en lo anímico, a la vez los sentimientos son afectos menos bruscos o en cierto sentido aparentes, pero más llamativos que la emoción, ya que estos nos suelen llegar más despacio que ella. Los sentimientos para consolidarse necesitan de más tiempo, pero a veces sucede que también tardan más tiempo en irse.

Las emociones a menudo se perciben como una reacción fisiológica, ya que esta precede a una interpretación que se podría definir como una reacción de causa y efecto, siendo esta la reacción de un hecho que podemos interpretar. En su sentido literal la emoción significa “Moverse hacia”. El sentimiento es un estado que se concreta como un afecto sentido, y puede estar relacionado con diversas causas, como una persona, animal, recuerdo, también puede estar relacionado con un pensamiento, valor o mensaje. Los sentimientos también hay quien los considera una perturbación de la mente, pero en ocasiones son como un estado de ánimo agitado, hacia el placer o el displacer.

Las emociones pueden estar relacionadas con los sentimientos en algunas situaciones determinadas, también podrían surgir como la respuesta de una demanda interna o externa, que a veces se manifiesta como una reacción física o estado psicológico, que puede ir acompañado de una cierta tendencia a la acción, ya sea esta agradable, desagradable, beneficiosa o peligrosa.

La inseguridad también se podría interpretar como una emoción que activa nuestro organismo de supervivencia. El Filósofo Griego Parmédis de Elea (530 a.C. y 515 a.C.). Consideraba que las modificaciones que creemos percibir en el mundo son meras ilusiones de los sentidos. Heráclito; creía en un mundo en perfecto cambio, es decir, en un eterno devenir, y para el todo ser estático, estaba basado en un error de apreciación, siendo para el principio universal el fuego, que es interpretado como símbolo de flujo continuo, de cambio en de todas las cosas. En la cultura Hinduista el cuerpo siempre ha sido considerado como parte integrante del ser humano, y no como algo separado del espíritu, por ello en la cultura hindú, no se intenta controlar los deseos del cuerpo mediante la voluntad consciente, sino que su objetivo es realizarse a sí mismo, con todo su ser, cuerpo y mente.

Sentimos y nos emocionamos porque somos seres sensibles, los sentimientos en sí mismos, no son malos ni buenos, son lo que son, (son energía) y por tanto respecto a lo que una persona sienta, no debería hacerse juicio moral. Mi libertad de expresión es algo que yo sienta o piense. A las emociones se les debe prestar atención, para así poder averiguar de dónde salen, para saber qué mensaje tienen y él porque nos llegan, pudiendo en ese momento, situación, entenderlos de una forma adecuada y dar respuesta a esa sensación vital o comunicación que percibimos o generamos.

Para poder comprender hasta que punto nos condicionan de nuestras emociones, se puede hacer una práctica que consiste en meditar en cada una de las situaciones que surjan estas, con el sano objetivo de interpretar las situaciones en el presente. Es bueno y saludable analizar emociones y sentimientos. En nuestra vida diaria todos experimentamos percepciones intuitivas directas o indirectas de distinta naturaleza, que normalmente están limitadas a momentos breves pero con un significado implicito.

© David de la Iglesia F.

SALUD Y VIBRACIÓN

xair_36_safox_05

SALUD Y VIBRACIÓN

La sanación es producida por la voluntad de la mente. Para empezar un proceso de curación, es necesario que exista necesidad y un deseo de cambio, el cambio viene a través de la mente, y con la idea de curarse se pone en marcha la voluntad.

La paz interior que se ha conseguido en el nivel espiritual te lleva a sanar. Si es posible lograr un objetivo, los medios para lograrlo, tienen que ser posibles también. El medio es la visión, visualizar la destrucción de la enfermedad. “Yo mismo fabrique esto, y esto es lo que quiero deshacer”. Los medios y el fin tienen que ser uno, todo está conectado. Los medios garantizan el objetivo y concuerdan perfectamente con él.

El que está enfermo le cuesta alcanzar el objetivo de la meditación, un estado de ánimo alegre, indica salud mental y física recuperada, es importante ver el interior del cuerpo para sanarlo. La enfermedad es una oportunidad de aprendizaje; El poder lo tiene el enfermo, en el aquí y ahora, los enfermos encuentran la capacidad de curarse solos, uno debe y tiene que asumir la responsabilidad de la vida, ya que la libertad y el cautiverio son irreconciliables, pues en la enfermedad la alegría está prohibida.

El cuerpo reacciona ante cualquier estimulo, acto o hecho, que este dentro del espacio sensitivo. Depresión significa que has adjurado de tu propia realidad. El sufrimiento el miedo, y la ansiedad son el efecto de una causa y se puede comparar con el espejo, y el objeto que se refleja en él. El menor cambio es reflejado instantáneamente y a la inversa. Cualquier cambio del reflejo indica un cambio correspondiente en el objeto. La mente derrota las dolencias, fijar la mente en el cuerpo afectado.

El valor: El valor de cada día, brinda a la vida su nobleza, dándole a la persona la fuerza que precisa. Siendo honesto se comienza el trabajo de integración espiritual, desde este punto cualquier trabajo energético resulta fácil, el trabajo pronto se convierte en un hábito que libera el espíritu, el alma y el cuerpo. No Hay necesidad de formación técnica, ya que usted ya es un maestro. El conocimiento verdadero proviene del todo, prestar atención, recuerda quien eres, somos. Cuando el yo verdadero emerge se expresa predominantemente de dos maneras, a través de la claridad y el agradecimiento.

Resulta claro que el cuerpo sutil y el cuerpo físico deben trabajar juntos, esto puede llevarse a cabo cuando sus índices de vibración, están adecuadamente alineados entre sí. El cuerpo astral es interpenetrado por el cuerpo mental, el cuerpo mental da y recibe información y se nutre del plano astral. La energía mental y emocional será recogida por cualquier otra localización, sintonizada o sensible a su índice particular de vibración.

© David de la Iglesia F.