Archivo de la etiqueta: Relatos y poesias

SON TUS SUEÑOS

Son tus sueños 17

PRIMAVERAS

¡ENTRE TÚ Y YO!

Se enamoran las palomas de primaveras y soles, donde despiertan los circos romanos, con las amanecidas de las menguantes lunas.

¡NUESTRA MELODIA!

La van componiendo frescos vuelos de murciélagos, en altares vespertinos, que entre sonidos expansivos despiertan los amaneceres que florecen en los balcones.

¡ASOMAS A LA PLAZA!

Y en los recintos sagrados de sedas matinales se levantan perezosas las ventanas soñadoras.

¡Y NACEN LOS DIAS!

Donde fluirán por la sangre de las venas nuestras primaveras, y nos dejaran, nuevas sensaciones, viajeros pensamientos, cortejos y amores.

 

©David de la Iglesia F.

Son tus sueños

Si alguien me preguntara porque escribo poesías, sinceramente y en verdad, no sabría que responder con claridad, eso no significa que esta pregunta, en alguna ocasión yo no me la haya hecho a mí mismo.

 

© David de la Iglesia F.

Son tus sueños

Cartel-Son tus sueños Recital Chapineria

Son tus sueños;

Es el título de una obra que realice hace tiempo, y también el titulo de una poesía que incluyo dentro de este cuaderno de poesías, de nuevo retomo este concepto todavía vigente al menos para mí, y lo utilizo para el recital del 21 de abril, en la biblioteca municipal de Chapinera.

EL REY DEL MAMBO

El arte esta en todo lugar

EL REY DEL MAMBO

“Por mucho que insistas” Te seguiré diciendo que anoche, he visto como la luna se vestía de seda, dulces reflejos y melodías tenia la noche. Bajo un palio cubierto de estrellas, y en una balconada que da la bienvenida a los vientos del norte. “Estaba allí”, seducido por un balanceo de aguas misteriosas, que bañan la ría de cantos y melodías.

“Por mucho que insistas” Te seguiré diciendo, que anoche he visto a la luna vestida de seda. Anoche quería ser el rey del mambo. Para bailar en una noche estrellada con la luna plateada, para embriagarme con su vestido de seda. Para bailar en una alegre danza, sobre un mar de luces e ilusiones, para olvidarme de los oasis de ansiedad, sin poner límite a mi inspiración voladora.

“Por mucho que insistas” Te seguiré diciendo, que anoche he visto con la luna se vestía de seda, por eso mi amor, no me consideres un loco, por haber bailado, un alegre mambo, mientras la luna estaba vestida de seda.

“Por mucho que insistas” Te seguiré diciendo, que anoche e danzado con unos acordes que me estremecían, bailaba con emoción y alegría un mambo sabrosón, en una noche que se vistió de seda, mientras sentía como el viento me arropaba y la luna me seducía locamente.

© David de la Iglesia F.